11.5.18

ALIMENTOS QUE AYUDAN A SANAR HERIDAS



La nutrición es un factor importante en todos los aspectos de la vida, ya que los alimentos que ingerimos proporcionan la energía y los nutrientes que nuestro cuerpo necesita para funcionar. También ayuda a determinar la velocidad y la eficacia de la curación de heridas.

Si bien comer una dieta equilibrada de frutas, verduras, lácteos bajos en grasa, carnes magras y cereales integrales es clave para una nutrición adecuada, hay algunos alimentos con un valor superior que pueden ayudar a estimular el sistema inmunológico, mejorar la producción de tejidos y acelerar la capacidad del cuerpo para recuperar. Considere algunos de estos superalimentos para beneficiar sus heridas sanadoras


Durante el proceso de curación, el cuerpo necesita mayores cantidades de calorías, proteínas, vitaminas A y C, y en ocasiones, de zinc. Estos son los alimentos y grupos de alimentos que más los contienen:

Proteína: carnes, frijoles, huevos, leche y yogur, (en particular el yogur griego), tofu, soya.

Vitamina C: cítricos, fresas, tomates, chile, pimientos, papas, espinacas, brócoli, coliflor, coles de Bruselas, repollo.

Vitamina A: verduras de hoja verde oscuro, vegetales de color naranja o amarillo, melón anaranjado, productos lácteos fortificados, hígado, cereales fortificados.

Zinc: cereales fortificados, carnes rojas, mariscos.




Entre esos, éstos son mis favoritos:



Tomate / Jitomate

Estas frutas rojas a menudo confundidas con vegetales son abundantes en licopeno, un antioxidante que es raro en muchos otros alimentos. Este elemento es conocido por proteger al cuerpo contra la oxidación que puede dañar las células, pero también es ayuda a buena función inmune. Por lo tanto, tiene el potencial de reducir el riesgo de infección en la herida.

Para incorporar más de este superalimento en su dieta, agregue algunas rodajas de tomate a su sándwich o encima de una ensalada. Aunque para despertar al licopeno al máximo, es mejor si el tomate se cocina sin hervirlo, a unos 70 grados centígrados. Así se puede disfrutar en una rica sopa de tomate, o en la salsa para la pasta.



Brócoli

Este vegetal crucífero es rico en fitonutrientes. Contiene antioxidantes que ayudan a controlar la inflamación y mejorar la función inmune, entre otros beneficios. También contiene vitamina C, que es obligatoria para la reparación y el crecimiento de todas las formas de tejido, desde los vasos sanguíneos hasta la capa dérmica superior.

Agregar algunas flores de brócoli a la ensalada fresca, a un plato de pasta o incluso los huevos revueltos por la mañana aumentará tu ingesta de este sabroso superalimento.


Frijoles negros / Porotos negros

La proteína es el componente de los frijoles negros que los llevan al estado de súper alimento. De acuerdo con el Departamento de Agricultura de EE. UU., Una porción individual - 1/2 taza - de estas legumbres proporciona aproximadamente 8 gramos de proteína, y son bajas tanto en sodio como en grasas saturadas. Cuando se trata de la curación de heridas, se necesita proteína para el desarrollo de tejido nuevo, y una deficiencia puede llevar a tiempos de recuperación lentos.

Con esto en mente, los frijoles negros son una excelente alternativa a la carne para vegetarianos y veganos: se pueden usar como base para hamburguesas sin carne, como fuente de proteínas en sopas y como guarniciones y salsas en una variedad de formas .


Soya / Soja

La soja contiene una amplia gama de vitaminas, incluidas A, C, D, E y K, que promueven una buena función digestiva, apoyan el sistema inmunológico y mejoran la salud de la piel. También es rico en proteínas para avanzar en el desarrollo de nuevos tejidos.

La soya se puede encontrar en ciertos productos, desde avena instantánea hasta hamburguesas vegetarianas y quesos sin lácteos.




Chocolate

El chocolate tiene una amplitud de beneficios para el bienestar general y, en particular, para la curación de las heridas. El chocolate negro puede ayudar a mantener niveles saludables de presión arterial. Esto es clave para la capacidad del cuerpo de suministrar oxígeno, nutrientes y vitaminas al lecho de la herida. También tiene fuertes propiedades antioxidantes, que pueden beneficiar al sistema inmune para ayudar a evitar la infección.

El truco es que sea amargo, pues el azúcar u otros endulzantes puede ser perjudicial para la salud general.


Estos alimentos, cuando se agregan a una dieta balanceada, pueden ser un complemento útil para vendajes de heridas y otras medidas que respaldan una recuperación rápida y eficiente.


Nota: Si tienes diabetes o niveles altos de azúcar en la sangre: Continúa monitoreando de cerca tus niveles de azúcar en la sangre. Tener un buen control ayudará a la cicatrización y puede prevenir la infección. Es posible que debas visitar a tu médica y a una dietista para ayudar a controlar el nivel de azúcar en la sangre a través de la dieta y los medicamentos y así facilitar los procesos de cicatrización.


Finalmente, te quiero recomendar mi receta favorita para ayudar al cuerpo en el proceso de curación de heridas:


SOPA DE TOMATES AZADOS
Porciones: 2





Ingredientes:

3 ó 4 tomates grandes (unos 500 gr en total)
2 pimientos rojos grandes
3 ramas de apio
1 diente de ajo
1/8 taza de cilantro
1 cucharadita de orégano
1/8 cucharadita de chile en polvo (tipo piquín o chile de cobán)
sal marina (al gusto)

Procedimiento:

Azar los tomates, los chiles pimientos, y los ajos.
Colocarlos junto con los demás ingredientes en una licuadora y moler o licuar.
Colocar la mezcla en una sartén y llevar a al primer hervor. 
Retirar del fuego. Servir con unas hojitas de perejil como adorno.
Adicionar crema, si se desea.

*

Espero que la recuperación sea pronta!

No hay comentarios: