6.9.11

ALIMENTOS PARA SANAR LA ARTRITIS


Muchas personas sienten dolor y rigidez en las articulaciones. A veces les duelen las manos, las rodillas o los hombros, y les cuesta trabajo moverlos. Estas personas podrían tener "artritis." La artritis puede debida a la inflamación del tejido que cubre las articulaciones o coyunturas. Algunas señales de inflamación incluyen enrojecimiento, calor, dolor e hinchazón.

Según los científicos, la artritis tiene más de 100 causas; así que en general, este padecimiento se ha etiquetado como "sin causa conocida".


TIPOS COMUNES

De acuerdo con el Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel de Estados Unidos, los tipos más comunes son la osteoartritis y la artritis reumatoide son:

La osteoartritis, el tipo más común de artritis.

La osteoartritis usualmente comienza con la edad y afecta los dedos, rodillas y caderas.

A veces este tipo de artritis se desarrolla en el lugar donde hubo una lesión o golpe. Por ejemplo, un joven podría golpearse una rodilla jugando fútbol, o al caerse o lastimarse en un accidente de tránsito. Luego, años después de que la rodilla aparentemente había sanado, pueden aparecer síntomas de artritis.


La artritis reumatoide ocurre cuando el sistema de defensa del cuerpo no funciona bien.

Afecta las articulaciones y los huesos (a menudo los huesos de las manos y de los pies) y puede afectar también los órganos y sistemas internos.

La persona que padece esta enfermedad podría sentirse además enfermo o cansado, y hasta podría tener fiebre.



Otro tipo común de artritis es la gota.

Esta condición resulta cuando cristales se acumulan en las articulaciones.

Usualmente afecta el dedo gordo del pie, pero muchas otras articulaciones pueden verse afectadas.





Además, la artritis puede ocurrir junto a muchas otras condiciones, tales como:

* El lupus, una enfermedad en donde el sistema de defensa del cuerpo puede dañar las articulaciones, el corazón, la piel, los riñones y otros órganos
* La artritis infecciosa es una infección que se ha diseminado desde una parte del cuerpo hacia las articulaciones y destruye el tejido entre los huesos.


Si padeces de artritis y buscas alternativas sanas y que colaboren con la salud completa de tu cuerpo, esta publicación te interesará, pues las directrices y  recomendaciones dietéticas pueden ayudar al cuerpo a repararse a sí mismo de la artritis.

QUÉ EVITAR

Dr. L. Gail Darlington, un reumatólogo en el Reino Unido, ha trabajado con la dieta de los pacientes de artritis desde la década de 1980. Esta es la lista que se desarrolló en 1993, con los alimentos que más comúnmente provocan síntomas de artritis reumatoide:

Maíz - 56%.
Trigo - 54%.
Tocino y carne de cerdo - 39%.
Naranjas - 39%.
Leche de vaca entera - 37%.
Avena - 37%.
Huevos - 32%.
Carne de res - 32%.
Café - 37%.
Malta - 27%.
Queso - 24%.
Toronja - 24%.
Tomate - 22%.
Cacahuates (Maní) - 20%.
Azúcar de caña - 20%.
Mantequilla - 17%.
Limón - 17%.
Soja - 17%.

Los cigarrillos.

He aquí otra razón para dejar el hábito. La investigación muestra que fumar agrava la artritis reumatoide y la osteoartritis. Así que si fumas, dejar de fumar ha ser parte de tu plan para recuperarte.

Necesitas datos para convencerte? En diciembre de 2006, "Los Anales de Enfermedades Reumáticas" destacó un estudio de 30 meses en la Clínica Mayo donde se encontró que los hombres fumadores con artrosis de rodilla tienen un riesgo 2.3 veces mayor de pérdida de cartílago y niveles significativamente más altos de dolor que los no fumadores que participaron en el estudio.


Una palabra de advertencia sobre la dieta para aliviar la artritis:
* Una dieta de la artritis es una estrategia a largo plazo - no esperes resultados en una semana - se puede tomar por lo menos un mes antes de empezar a notar los cambios. 
* Ten cuidado con los cambios que realices en tu dieta, hazlos poco a poco y, preferiblemente, busca el consejo de un dietista, ya que algunos alimentos interfieren con la forma en que algunos medicamentos. 
* No todas las personas reaccionan de la misma manera a los cambios de la dieta y los beneficios que una persona puede tener no son necesariamente los que la otra experimentará.


QUÉ INCLUIR

Los pequeños cambios en tu dieta pueden producir beneficios en el manejo de la enfermedad: "La comida no es una panacea, pero algunos pueden hacer que sus articulaciones saludables", dice Leslie Bonci, RD, directora de nutrición deportiva en el Departamento de Cirugía Ortopédica de la Universidad de Pittsburgh.

Estos son los alimentos aconsables para incluir en tu dieta, si deseas que tu alimentación contribuya a sanar tu cuerpo de la artritis:


Alimentos que contienen azufre:

Uno de los minerales esenciales para la producción de glutatión, ayuda a reparar las articulaciones y los huesos.
  • Vegetales como el ajo, la cebolla, verduras de hoja verde, espárragos contienen este nutriente. 
  • Algunas frutas contienen azufre y, sobre todo las cerezas y las frutas no ácidas. 
  • Las fuentes animales de azufre son el pescado y los huevos.
Recuerda que las frutas y verduras se deben consumir frescos siempre que sea posible, porque crudas y sin procesar, proporcionan otras vitaminas, minerales y nutrientes necesarios.

Alimentos ricos en ácidos grasos Omega 3:

Una deficiencia en aceites Omega-3 causa muchos problemas de salud, incluyendo la artritis. Éstos poseen fuertes propiedades anti-inflamatorias.
  • Entre los productos de origen animal que contienen Omega 3 están: la mantequilla, y el pescado de agua fría como el salmón, el bacalao, abadejo, mero, la caballa y las sardinas. También Huevos y aves de corral.
  • Entre vegetales útiles: aceite de oliva extravirgen (que además contiene oleocantal que bloquea las enzimas que participan en la inflamación), aceite de aguacate, nuez de macadamia, y aceite de coco, semillas de lino, de calabaza, sésamo y girasol, y además, como las almendras, avellanas, pacanas, nueces y piñones.
Cuánto comer: Al menos un gramo de omega-3 al día. Cuatro onzas de salmón, por ejemplo, tiene 1,5 gramos de ácidos grasos omega-3. Otros ejemplos: las nueces (2,27 gramos por cuarto de taza) y la linaza (dos cucharadas soperas tienen 3,51 gramos).

Alimentos que contienen vitamina C:

La vitamina C protege el colágeno, un componente importante del cartílago. Cantidades insuficientes pueden aumentar el riesgo de algunos tipos de artritis. Un estudio canadiense de 1.317 hombres, encontró que los que recibieron 1.500 miligramos de vitamina C a través de alimentos tenían un riesgo 45% inferior de la gota (una condición dolorosa también conocida como artritis gotosa) que los que consumían menos de 250 miligramos al día.
  • Frutos: Papaya, Pimientos (amarillo, rojo y verde), Fresas, Naranjas, Melón, Kiwi, Frambuesas y Arándanos
  • Verduras: Brócoli, Coles de Bruselas, Coliflor y Col (que son además muy nutritivos!).
Cuánto comer: La moderación es la clave.  Pruebe de 200-500 miligramos al día: una naranja y una taza de brócoli reporta unos 200 mg. Y céntrate en los alimentos, no los suplementos, pues "Los alimentos que son ricos en vitamina C tienen otros nutrientes que no se obtienne de un suplemento de vitamina C", dice Bonci. El brócoli y la coliflor, por ejemplo, tienen un producto químico - indol-3-carbinol. Además un estudio publicado en junio de 2004 de la revista "Arthritis and Rheumatism" encontró que el uso a largo plazo de vitamina C en sumplementos pueden empeorar la osteoartritis en la rodilla.

Alimentos con selenio:

El selenio es un mineral y un antioxidante. Los niveles bajos de selenio se han relacionado con un mayor riesgo de ostetoartritis: En estudio de 2005 de la Universidad de Carolina del Norte que participan los individuos 940, se midieron los niveles de selenio en el cuerpo y el riesgo de artrosis en una o ambas rodillas. Los investigadores encontraron que los participantes con los niveles más altos de selenio en sus sistemas tenían un riesgo 40% más bajo de sufrir osteoartritis que el resto. Además, los minerales antioxidantes ayuda a limpiar de células radicales libres que dañan, ayudas para la regulación de la glándula tiroides y puede prevenir el cáncer.
  • El alimento con mayor cantidad de selenio es la nuez de Brasil. Una nuez de Brasil contiene 70 a 90 microgramos de selenio.
  • Por su parte el atún, que contiene 63 mg en 3 onzas, hasta 35 microgramos en 3,5 onzas de carne de res o de pavo, o 12 microgramos en una taza de avena cocida.
Cuánto comer: El selenio es un mineral que sólo necesitamos pequeñas cantidades - cerca de 50 mg al día.

Alimentos con beta-criptoxantina:

Beta-criptoxantina es un cartenoide relacionado con los beta-caroteno, y un antioxidante. Un estudio publicado en agosto de 2005 de la revista American Journal of Clinical Nutrition, dió a conocer que los individuos con poliartritis inflamatoria, consumen 40 por ciento menos beta-criptoxantina que aquellos que no desarrollaron la enfermedad. Por el contrario, los participantes del estudio cuyas dietas incluyen los consumos más altos de beta-criptoxantina tienen sólo la mitad de probabilidades de desarrollarla.
  • Los alimentos que la contienen son: el pimiento morrón rojo, la papaya, las naranjas, la sandía y el aguacate, por ejemplo.
Los alimentos que contienen beta-caroteno:

Este compuesto es un antioxidante que se ha demostrado que ayuda a proteger las articulaciones y disminuir la osteoartritis.
  • Los alimentos que contienen altos niveles de beta-caroteno son los siguientes: zanahorias, espinacas, patatas dulces con la piel (camotes), col rizada, melón, lechuga romana y brócoli.



ESPECIAS E INFUSIONES

Dale sabor a tu dieta contra la osteoartritis con especias o infusiones anti-inflamatorias:
* Jengibre.
* Orégano.
* Romero.
* Salvia.
* Tomillo.
* Cúrcuma.




Toma en cuenta además:

Alérgenos:


Todas las personas que sufren de artritis deben verificar si hay alergias a alimentos, en lo posible.

Alergias a los alimentos desencadenan inflamación y empeoran los síntomas de la artritis, especialmente en la artritis reumatoide, según el Dr. Mansfield, MD, un especialista en alergias y el autor de "Artritis: Alergias, nutrición y medio ambiente"




8 o más vasos de agua al día. 

Fluido es clave para las articulaciones que funcionan correctamente.

Las articulaciones pueden verse afectadas negativamente cuando una persona no se consume suficiente agua para lubricar las articulaciones, eliminar las toxinas y reemplazar la pérdida de líquidos en las células durante su proceso de envejecimiento, de acuerdo con la Dra. Katherine Poehlmann, autora de "La artritis reumatoide: La conexión de la infección". Así que bebe mucha agua! y puedes obtener otros beneficioscomo más energía, mejor memoria, y pérdida de sobrepeso.

Ponte en movimiento.

El Colegio Americano de Reumatología recomienda la actividad física como parte del tratamiento para la osteoartritis y la artritis reumatoide. De hecho, un estudio de la década de 1980 encontró que los individuos con artritis que no hacen ejercicio tienen más dolor que los que lo hacen. El ejercicio además fortalece los músculos que dan soporte a las articulaciones y aumenta el rango y la fluidez del movimiento

Puede ser difícil empezar, si tienes dolor en las articulaciones, pero esta estrategia de alivio debe ayudar en el largo plazo. Aquí algunas recomendaciones:
1. Comienza lentamente, con unos minutos de actividad, seguido de un descanso, luego de unos minutos más de ejercicio.
2. Evita los movimientos rápidos o repetitivos de las articulaciones afectadas. Por ejemplo, la rápida velocidad de marcha pone un mayor estrés sobre las articulaciones. Velocidades más lentas a pie o en las plantillas pueden ser una buena idea para evitar la tensión conjunta excesiva.
3. Adapta la actividad física a su situación.


Haz un esfuerzo para bajar de peso. 

Todo el mundo se da cuenta de que llevar alrededor de exceso de peso, tal vez debido a una mala alimentación, hace duro el trabajo para las articulaciones, pero los científicos han determinado que a tan solo 10 libras de sobrepeso aumenta la fuerza en las rodillas por 30 a 60 libras a cada paso. La investigación de la Encuesta de Nutrición encontró que las mujeres obesas tenían casi cuatro veces más probabilidades de tener artrosis de rodilla que las mujeres no obesas. Y para los hombres obesos, la probabilidad de tener artritis en la rodilla fue cinco veces mayor.


Actitudes, emociones y relaciones en la artritis reumatoide.

Varios estudios han demostrado que el estrés emocional juega un papel importante en la artritis reumática. Los pacientes con artritis: "tratan demasiado ser amables con los demás, no buscar a otros para recibir apoyo emocional, y guardar las cosas emocionales en el fondo, sobre todo la ira."

Las personas que padecen las características emocionales de la artritis reumatoide vienen sosteniendo una historia larga de tensión o estrés emocional, generalmente están llenas de conflictos internos, tienen una desmericida imagen de sí mismo y mucha ira reprimida.

Los expertos sugieren que la razón por la que las mujeres se ven afectadas por la artritis reumatoide hasta cuatro veces más frecuentemente que los hombres, se edebe probablemente a que a las mujeres se les enseña desde la primera infancia que es malo enojarse.
En el caso de la artritis reumatoide juvenil, se encontró que el 28 por ciento de los niños procedían de hogares rotos, un porcentaje mucho más alto en comparación con la población en general. Para la mitad de los niños, el divorcio o la muerte de un padre se había producido dos años antes de la aparición de la enfermedad.

Si bien la herencia juega un papel importante en la artritis reumatoide, un estudio realizado en la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, sugiere que las emociones pueden superar la genética al estar emocionalmente sanos. Si estás en riesgo de artritis reumatoide, puedes evitar la enfermedad si te mantienes en un buen estado psicológico.



*
Si deseas conocer las propiedades de las demás plantas publicadas, visita:
- Directorio de recomendaciones para el tratamiento de enfermedades
- Directorio de plantas medicinales
- Directorio de publicaciones para una buena nutrición 

Y si deseas atención personalizada, visita: consultas y terapias individuales.

*